Hora santa en el jueves santo La Parroquia, familia de familias - PDF Free Download (2023)

Hora santa en el jueves santo La Parroquia, familia de familias

Para una correcta y fructífera celebración de la noche santa del jueves santo, evítese todo aquello que en lenguaje y signos hable del lugar de la reserva como monumento funerario; el sentido propio de esta noche es acompañar a Cristo, después de celebrar su Cena pascual, en sus últimas horas. Hacemos mímesis de aquellos momentos para unirnos al Señor que carga sobre sus hombros nuestro pecado y va decididamente a dar su vida por nosotros, como lo hubiere anunciado (cf. Mc 8,27-35; Mc 9,30-37; Mc 10,32-45) La hora santa que se propone está articulada en tres grandes partes, que se jalonan a partir de los textos que anuncian la pasión del Señor, arriba señalados. Queremos fijar nuestra mirada en Cristo, el Cordero inocente que va hacia Jerusalén. En cada parte se ofrece el texto evangélico y una pequeña reflexión. A continuación un canto, un signo y una petición. Para crear un ambiente de oración, toda la comunidad parroquial reunida en torno a la reserva eucarística canta O Christe, Domine Iesu o bien Adoramus Te, Domine...

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

1

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

2 Monición de entrada Ardientemente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer (Lc 22,15). Señor Jesús, esta tarde nos sentaste a tu mesa haciéndonos partícipes del don de tu Cuerpo y Sangre, del don de tu Sacerdocio. Hemos descubierto en tus gestos y palabras el amor encendido y decidido por nosotros, anticipo de lo que mañana consumarás en el Calvario. Has dado un significado novedoso y pleno a aquella pascua judía. El pan sin fermentar, ya no es simplemente pan, sino tu Cuerpo: Esto es mi Cuerpo. La tercera copa de la cena judía ya no es mero vino, sino tu misma Sangre: Esta es mi Sangre. El Cordero que está sobre la mesa es imagen de tu entrega, Cordero inocente, que con tu sacrificio borras los pecados del mundo. A la misma hora en que en el templo tenía lugar el sacrificio de los corderos, mueres en cruz: He ahí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Aquello que anunció el Bautista a la orilla del Jordán a los suyos, lo hemos visto y escuchado de tus propios labios en esta tarde: Esto es mi Cuerpo que se entrega por vosotros; esta es mi Sangre que se derrama por vosotros. Son palabras que anticipan tu muerte redentora; muerte que mañana contemplaremos. Mueres por nosotros, lo das todo por amor hacia cada uno de nosotros. Señor Jesús, en este año en que en nuestra Diócesis estamos redescubriendo el don de la Parroquia, como comunidad de comunidades, familia de familias, queremos reunirnos como tal y aprender tu respiración, para vivir auténticamente como hermanos. Queremos acompañarte en los últimos momentos de tu vida en la tierra. Tú nos pides, como a los discípulos, que permanezcamos Contigo en esta hora decisiva de tu entrega por nosotros: Velad y orad para no caer en tentación (Mt 26,41). Queremos acompañarte, Señor Jesús, comprender el amor sin medida que nos profesas; descubrirlo en cada gesto, palabra... para así corresponder a tu amor. Sufres atrozmente en esta noche, porque ves que se cierne sobre Ti todo el pecado del mundo, nuestro pecado e indiferencia... Queremos velar y orar para consolar y acompañar tu corazón, para fortalecer el nuestro ante los golpes y sufrimientos de la vida.

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

3 Esta noche amarga y las horas que siguen fueron ya anunciadas por Ti, cuando venías camino de Jerusalén... Queremos en esta hora recordarlas y aprender la triple lección que nos das como comunidad parroquial, hijos de la Iglesia, y como discípulos y amigos tuyos.

I.- Ser discípulo de Cristo es correr su misma suerte

(Video) Hora Santa - Sanación Familiar - Pbro Martín Ávalos y Ministerio Dei Verbum

1

Anuncio de la Pasión del santo evangelio según san Marcos 8, 27-35

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Felipe; por el camino, preguntó a sus discípulos: —«¿Quién dice la gente que soy yo?» Ellos le contestaron: —«Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas.» El les preguntó: —«Y vosotros, ¿quién decís que soy?» Pedro le contestó: —«Tú eres el Mesías.» Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y empezó a instruirlos: —«El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, tiene que ser condenado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días.» Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Jesús se volvió y, mirando a los discípulos, increpó a Pedro: —«¡Ponte detrás de mí, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!» Después llamó a la gente y a sus discípulos, y les dijo: —«El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.» Respondemos a la Palabra del Señor con este canto: O Christe, Domine Iesu

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

4 Reflexión Es tu primer anuncio de Pasión. En él, Pedro no acepta que vayas a ser condenado por las autoridades y ser ejecutado. ¡Eso no puede sucederte a ti! (cf. Mt 16,22). Pedro, inspirado por el Padre, te acaba de proclamar como Mesías, pero ante el cáliz de amargura que anuncias se espanta. ¿Cuál sería la concepción de Pedro acerca de tu reino y soberanía? El discípulo piensa como los hombres, cree que no te puede suceder nada malo, ha de imponerse tu fuerza y poder; debes resistir al mal y a sus autores. Piensa que Tú no puedes ser condenado injustamente, vejado, maltratado y ejecutado finalmente. Triste historia para el que acaba de reconocerte como Mesías. Pero Tú, Señor Jesús, corriges su error. Vuelto hacia él le indicas que realmente el Hijo de Dios está pronto a sufrir y abrazar la cruz. Que tu Reino y soberanía no es a modo humano, con poder y dominio, subyugando pueblos y dirigentes enemigos. Tu Reino es abrazar la voluntad del Padre y caminar hacia Jerusalén, hacia el patíbulo de la cruz. Por eso entendemos aquellas palabras que diriges a Pedro y que en esta noche nos diriges a cada uno de nosotros miembros de nuestra comunidad (parroquial): ¡Ponte detrás de mí! Si quieres ser mi discípulo has de correr la misma suerte que yo. ¡Pon tu pie sobre el mío! En tu vida no has de escandalizarte ante la cruz: ante el dolor y la enfermedad, ante las contrariedades y fracasos, ante tus soledades y miserias. ¡La cruz es necesaria y es seña del cristiano! ¿No era necesario -les dirás a los de Emaús- que el Mesías padeciera todo esto para entrar en su gloria? (Lc 24, 26). Y lo mismo que señalas al Pedro desconcertado es lo que dices al grupo de gente que te sigue y al resto de discípulos: «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.» Gracias, Señor Jesús, por corregir nuestro modo errado de entender la vida cristiana. Pensamos que seguirte y permanecer cerca de Ti nos evitará sufrir, encontrar dificultades y problemas; confeccionamos un cristianismo sin dolor, a la carta, un cristianismo sin cruz ni persecución, un cristianismo fácil y cómodo. Pero sabemos que ese camino está condenado a la nada.

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

5 Señor Jesús, que cada uno de nosotros pisemos sobre tu huella, abracemos nuestra cruz cotidiana y te sigamos camino de Jerusalén. Que tengamos la serena certeza de que la vida que, en no pocos momentos, se nos desgarra a girones por amor a Ti es señal inequívoca de que seremos ciudadanos del Cielo. Silencio meditativo

Canto: Un pastorcico (san Juan de la Cruz) Un pastorcico solo está penando ajeno de placer y de contento y en su pastora puesto el pensamiento y el pecho del amor muy lastimado. No llora por haberle amor llagado, que no le pena verse así afligido, aunque en el corazón está herido, mas llora por pensar que está olvidado. Que sólo de pensar que está olvidado de su bella pastora con gran pena se deja maltratar en tierra ajena el pecho del amor muy lastimado. Y dice el pastorcico: "¡Ay desdichado de aquel que de mi amor ha hecho ausencia y no quiere gozar la mi presencia y el pecho por su amor muy lastimado!" Y al cabo de un gran rato se ha encumbrado sobre un árbol do abrió sus brazos bellos y muerto se ha quedado asido de ellos del pecho del amor muy lastimado Signo-petición: Cruz desnuda, cáliz y patena Algún fiel porta estos signos hasta un lugar destacado de la Reserva eucarística, mientras se lee esta monición y su petición:

Esta cruz será tu trono desde donde atraerás a todos hacia Ti (cf. Jn 12, 32). El poder de la caridad es el que ejerce más fuerza en este mundo. Tu entrega

(Video) ¿Como Realizar una Hora Santa FÁCIL Y SENCILLA?

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

6 voluntaria en la cruz, tu amor sin medida es un poderoso imán que aglutina los corazones de todos hombres de todos los tiempos. La fuerza de tu amor se manifiesta en tu entrega en cruz, la que en cada Eucaristía se sigue actualizando en los dones ofrecidos por nuestra salvación en el cáliz y la patena que ofrece el sacerdote al Padre por toda la humanidad. Te pedimos, Señor Jesús, por todos los cristianos que sufren persecución, especialmente aquellos que hoy día son humillados, vejados y asesinados por seguir fielmente tus huellas. Dales fuerza para conservar la fe, perdonar y restablecer la paz en sus pueblos. Convierte a los injustos enemigos y hazles abrazar la verdad.

II.- Ser discípulo de Cristo es vivir en sencillez

2

Anuncio de la Pasión del santo evangelio según san Marcos 9, 30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos. Les decía: —«El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.» Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó: —«¿De qué discutíais por el camino?» Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: —«Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.» Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

7 —«El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.» Respondemos a la Palabra del Señor con este canto: O Christe, Domine Iesu

Reflexión De nuevo camino de Jerusalén anuncias a los tuyos por segunda vez tu muerte a manos de las autoridades. Pero ninguno entiende tus palabras y tienen miedo de preguntarte. Es tanta la ignorancia, que en este itinerario de la cruz comienzan sus propias conversaciones, tan mezquinas como superficiales. Discuten como niños quién dirige el juego, quién tiene más importancia dentro del grupo. Seguro que surgen roces y malentendidos, envidias y rivalidades, prejuicios y muros... No han comprendido el alcance de tus palabras; no les ofreces un Reino de pretensiones, de reverencias, de halagos y pleitesía... les ofreces probar la cruz. Y por eso, una vez más, corriges su actitud vanidosa y descarada. Serás Tú mismo el que les ayude a sacar desde lo más hondo de sus corazones esas espinas clavadas por aquella conversación arrogante que han mantenido en el camino. No les echas en cara nada, pero tus palabras abajan sus bravatas pretensiones: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.» Y como modelo sitúas en el centro de la escena a un niño. En aquella sociedad el niño no contaba para nada; Tú lo ensalzas y señalas que sólo de aquellos que se hacen como niños es tu Reino. Qué lección nos muestras a nosotros, cristianos de hoy, que en no pocas ocasiones traemos esta torpe discusión: ¿Quién es el más importante? El mundo se pierde, porque no te conoce y nosotros discutiendo qué grupo dentro de la Parroquia o de la Iglesia es el mejor; quién es el más importante dentro de nuestra Iglesia... ¡Qué inútil conversación! En el seno de nuestra Madre el más importante es el sencillo. La sencillez enamora y atrae, convence y despliega un dinamismo evangelizador desconcertante para los que urden estrategias perfectas para medrar. La sencillez es la virtud más poderosa y nos configura con el corazón de Dios. Gracias, Señor Jesús, por corregir nuestros aires de grandeza, nuestra autosuficiencia y vanidad. Ayúdanos a servirte en los más necesitados, ayúdanos a tener el vivo deseo de que todos te conozcan y amen. Que no nos sirvamos de

(Video) Como Hacer una Hora Santa ante el Santísimo.

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

8 nuestra condición de cristianos para escalar estructuras, sino para servirte en los demás sin descanso. Silencio meditativo

Canto: Oh rostro ensangrentado (Paul Gerhardt) Oh, rostro ensangrentado, de Cristo, es Señor, Cabeza circundada de afrenta y de dolor. Contritos contemplamos tu pena y tu aflicción. Acoge nuestro llanto, oh Cristo Salvador. Tú pagas por las culpas del hombre pecador. Clavado en el madero, nos das la salvación. Tu sangre nos redime, tu amor nos da el perdón. Acoge nuestro llanto, oh Cristo Salvador. Extiende por el mundo tu reino de bondad. Las puertas del abismo no prevalecerán. Seamos los creyentes testigos de tu amor. Acoge nuestro llanto, oh Cristo Salvador Signo-petición: Sudario, corporal y purificador Algún fiel porta estos signos hasta un lugar destacado de la Reserva eucarística, mientras se lee esta monición y su petición:

Este sudario envolverá tu cuerpo roto de dolor, inerte de amor. Y será abrazado por tu Madre dolorosa. Sudario de candidez e inocencia, sudario que recuerda los pañales de Belén. Aquella sencillez de un Dios oculto en la humanidad sigue apareciendo en el Calvario, mostrándonos así que nuestro vestido es la simplicidad de Dios. Cada Eucaristía, en corporal extendido, recogerá tu Cuerpo abierto en el sacrificio con la misma delicadeza materna de María. Te pedimos, Señor Jesús, que nos des a todos la sencillez del niño; que no empeñemos nuestros esfuerzos en ser importantes, en sobresalir sobre los demás. Danos la capacidad de asombro ante el amor que nos tienes. Que no nos acostumbremos a tu Eucaristía, que aprendamos de tu Corazón manso y humilde.

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

9

III.- Ser discípulo de Cristo es servir a los hermanos

3

Anuncio de la Pasión del santo Evangelio según San Marcos 10, 32-45

(Video) Jesús quiere sanarte hoy -Oración de Sanación Física - Padre Martín Ávalos y Ministerio Dei Verbum

En aquel tiempo, los discípulos iban subiendo camino de Jerusalén, y Jesús se les adelantaba; los discípulos se extrañaban y los que seguían iban asustados. Él tomó aparte otra vez a los Doce y se puso a decirles lo que le iba a suceder: Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del Hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los letrados, lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, se burlarán de él, le escupirán, lo azotarán y lo matarán; y a los tres días resucitará. Se le acercaron los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron: Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir. Les preguntó: ¿Qué queréis que haga por vosotros? Contestaron: Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda. Jesús replicó: No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar? Contestaron: Lo somos. Jesús les dijo: El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está ya reservado. Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús, reuniéndolos, les dijo: Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del Hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos. Respondemos a la Palabra del Señor con este canto: O Christe, Domine Iesu

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

10 Reflexión Por tercera vez vuelves a indicar tu pasión y en esta ocasión son los hermanos Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, quienes muestran su torpeza y error. Te piden nada más y nada menos que los primeros puestos en tu gloria. Intentas abrirles los ojos interiores para que comprendan que tu Reino no es de este mundo y así les hablas del cáliz amargo de tu pasión y del bautismo de sangre de tu cruz. Tu lenguaje no es el suyo y contestan aún sin entender que serán capaces de compartir ese cáliz y bautismo. ¡Inconsciente respuesta, que, sin embargo, señala cómo darán testimonio de Ti más tarde! Aquella petición atrevida crea malestar en el grupo; la envidia acaba de aflorar y Tú pones calma y luz ante tus discípulos: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. El que quiera detentar poder que sirva. La autoridad en tu reino, Señor, no viene por méritos, títulos, cursos o años de experiencia. La autoridad viene de la caridad, del servicio y entrega, del darse y entregarse como grano de trigo que cae en tierra y muere (Jn 12, 14). El primer puesto en tu Reino es para aquellos que sirven y trabajan en silencio, en lo oculto, sin protocolos ni firmas. Cuánta luz arrojas en nuestras familias, parroquias cuando en ocasiones buscamos el primer puesto, cargarnos de razón para humillar al otro desde nuestras cualidades y dones... Cuánta luz en nuestras relaciones fraternas distorsionadas por el "aparecer", "aparentar", "medrar", "escalar", en vez de abajarnos, servir, estar pendientes de los que sufren, de los que carecen de bienes humanos, intelectuales o espirituales... El camino para ascender a tu gloria es el de bajada al hermano: El que se humilla será levantado (Lc 14,11). Gracias, Señor Jesús, por tu nueva corrección. Haznos servidores, porque Tú no has venido para que te sirvan, sino para servir y dar tu vida en rescate por muchos. ¡Sé Tú nuestro modelo! Silencio meditativo

Canto: No me mueve (Anónimo) No me mueve, mi Dios, para quererte el cielo que me tienes prometido,

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

11 ni me mueve el infierno tan temido para dejar por eso de ofenderte. Tú me mueves, Señor, muéveme el verte clavado en una cruz y escarnecido, muéveme ver tu cuerpo tan herido, muévenme tus afrentas y tu muerte. Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera, que aunque no hubiera cielo, yo te amara, y aunque no hubiera infierno, te temiera. No me tienes que dar porque te quiera, pues aunque lo que espero no esperara, lo mismo que te quiero te quisiera. Signo-petición: Caña y corona de espinas, estola Algún fiel porta estos signos hasta un lugar destacado de la Reserva eucarística, mientras se lee esta monición y su petición:

Tu poder reside en el amor y misericordia. Es precisamente lo que nos muestras en esta noche de tu Pascua. Libremente extiendes tus brazos en la cruz. Una corona de espinas y un cetro de caña hacen burla de tu reinado. Aquellos que las clavan en tus sienes no alcanzan a comprender la profundidad de tu entrega. No entienden que tus heridas nos curarán (cf. 1Pe 2,25) y serán las que tengan poder para seguir haciendo hijos de Dios, repartiendo tu Cuerpo y Sangre, ungiendo a los enfermos, bendiciendo a los esposos, perdonando a los pecadores... cada vez que un sacerdote use la estola, instrumento de tu poder y misericordia en favor de la humanidad caída y levantada por tu amor. Te pedimos, Señor Jesús, que abras nuestros ojos para reconocerte en nuestros hermanos, especialmente en los que sufren en su cuerpo o en su espíritu, los que están tentados y desanimados; aquellos que han perdido la fe. Haznos servidores en tu Iglesia, para que descendiendo -con nuestra entrega de cada díaascendamos al Cielo. Para finalizar la hora santa se puede cantar: O Christe, Domine Iesu. El sacerdote puede invitar a los fieles a que mantengan el recogimiento y la adoración al Señor durante las siguientes horas, acompañando a Aquél que lo ha entregado todo por nosotros.

Delegación diocesana de Liturgia. Archidiócesis de Toledo • delegacionliturgiatoledo.wordpress.com • [emailprotected]

Videos

1. Hora Santa - Sanación Interior - Pbro Martín Ávalos y Ministerio Dei Verbum
(Dei Verbum El Salvador)
2. The holy rosary, the sorrowful mysteries - Tele VID
(Tele VID)
3. Hora Santa - Sanación Física - Pbro Martín Ávalos y Ministerio Dei Verbum
(Dei Verbum El Salvador)
4. 7 DOLORES DE LA VIRGEN DESCUBRE LAS ASOMBROSAS BENDICIONES DE ESTA ORACIÓN
(Oraciones en video)
5. Oración para el Santísimo Sacramento del Altar - Oraciones para los Jueves
(Oraciones Católicas el Devocionario Virtual)
6. ORACIÓN MILAGROSA A LA VIRGEN DESATA NUDOS PARA ASUNTOS IMPOSIBLES Y DESESPERADOS
(Yo creo en Dios)
Top Articles
Latest Posts
Article information

Author: Kelle Weber

Last Updated: 11/20/2022

Views: 5864

Rating: 4.2 / 5 (53 voted)

Reviews: 84% of readers found this page helpful

Author information

Name: Kelle Weber

Birthday: 2000-08-05

Address: 6796 Juan Square, Markfort, MN 58988

Phone: +8215934114615

Job: Hospitality Director

Hobby: tabletop games, Foreign language learning, Leather crafting, Horseback riding, Swimming, Knapping, Handball

Introduction: My name is Kelle Weber, I am a magnificent, enchanting, fair, joyous, light, determined, joyous person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.